miércoles, 27 de agosto de 2014

LA ALFABETIZACIÓN INFORMACIONAL COMO DERECHO HUMANO. Paul Sturges Almuth Gastinger. Anales de Documentación, 2012



Paul Sturges 
Almuth Gastinger

Anales de Documentación, 2012, vol. 15, nº 1 

Resumen: Se puede argumentar que existe una relación entre el derecho a la libertad 
intelectual (argumento pasivo) propuesto por el Artículo 19 de la Declaración 
Universal sobre los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la consecuente 
responsabilidad por parte de los gobiernos, los profesionales y los defensores de los 
derechos civiles de crear (argumento activo) las condiciones idóneas para el 
ejercicio eficaz de la libertad intelectual. Cada vez más los analistas del papel de los 
medios de comunicación en la sociedad y de la responsabilidad social de la 
informática también están llegando a conclusiones de este tipo, resaltando la 
importancia tanto de la alfabetización mediática como de la alfabetización en 
informática. Obviamente, este argumento nos lleva a analizar el planteamiento que 
los profesionales de la información se hacen de los cursos sobre alfabetización de 
información que actualmente imparten. Aunque existen muchos programas de 
alfabetización informacional que son muy completos, éstos, hasta ahora, se basan, en 
su mayor parte, en lo que los profesionales piensan que son las necesidades prácticas 
de los usuarios. Sin embargo, se puede interpretar que las declaraciones de tipo 
general como, por ejemplo, la Declaración de Praga “Hacia una Sociedad de la 
Alfabetización Informacional” del 2003 y la Proclamación de Alejandría del 2005 
empiezan a apuntar hacia una justificación de las actividades de la alfabetización 
informacional basadas en los derechos humanos, en concreto en el artículo 19. El 
argumento es que si se parte de una perspectiva basada en los derechos humanos 
podemos llegar a una interpretación sólida de la alfabetización informacional que 
incluya la alfabetización mediática, la alfabetización en informática, la 
alfabetización en la web y, hasta cierto punto, la alfabetización cívica, desarrollando 
de este modo un modelo que responde a las necesidades humanas más que a las 
prioridades establecidas por los profesionales de la información. En este artículo se 
destaca el valor de este planteamiento tanto en la práctica como para la 
investigación. 


FUENTE: revistas.um.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada